En este momento estás viendo Cuando lo descubres: surge la magia

Cuando lo descubres: surge la magia

 

Aprende a identificar los clientes que conectan contigo de verdad

Si piensas que todos los clientes por el hecho de “tener piel” puede ser tu cliente: no puedes estar más equivocada. De la misma manera que para hacer un puzle buscar y rebuscas hasta encontrar la pieza única y perfecta, en tu Salón, en tu Centro de Belleza sucede lo mismo. Existe ese cliente que conecta contigo: pero de verdad.

Cuando lo descubres: surge la magia. Así es, te lo cuento.

Te pongo un ejemplo del día a día: visualiza ahora mismo una relación pasada en la que por más que lo intentaste, no hubo química. Pudo ser un amigo o una amiga, pudo ser una relación. No fue posible. Quizá duró un tiempo, pero, realmente no eras tú. Fuiste, aparentaste ser otra persona. Y te volvió a pasar. Hasta que tuviste esa química, ese no se qué con esa amiga o amigo o pareja: sabes por dónde voy, ¿verdad?

Aprendiste que las relaciones forzadas nunca van a buen puerto. Incluso en tu negocio de belleza. Ahí también.

Nos movemos por relaciones, por sintonías, por química, por buen rollito. Y es que es tu casa, es tu negocio y es lo que eres: atrae a quien disfrute con lo que ofreces, con tu estilo, con tu argumento y con tu sintonía. El resto, no son tus clientes.

Porque de lo que se trata no es de crecer de forma desmesurada y pasarte el día en tu Salón de éxito. No se trata de eso. Se trata de tener éxito en tu Salón para disfrutar, con sus beneficios, con quien tú quieres. De disfrutar de tu tiempo con quien quieres.

Así que, venga. Pongámonos en marcha. Analiza tus clientes. Estudia cómo se relacionan contigo. Qué te consumen. Qué necesitan.

Tú solita encontrarás la manera de hablar con ellas, de darle solución a sus necesidades. Aprenderás que valoran cantidad lo que eres, tu esencia y eso es lo que les atrae a ti: como un imán, como una pieza perfecta en tu puzle empresarial. Buscan una líder que las guíe hacia la mejor belleza para su imagen posible. Y esa líder eres tú. Créelo.

 

Conectar con el cliente ideal, a los salones y clínicas de belleza, hoy por hoy sigue siendo una gran cuenta pendiente para las empresarias del sector.

Y no es sencillo si nadie las enseña, esto es una realidad. Empresarias que trabajan demasiadas en sus salones, terminando agotadas como para dedicar tiempo y energía a sus empleadas. Empleadas que ejecutan tareas sin que nadie las enseñe y sin protocolos de planificación y organización que seguir.

Esta crisis está haciendo que muchas esteticistas hagan sus propias cribas de clientes y seleccionen: ese es el primer pasito para saber que existe un modelo cliente concreto para cada negocio: solo hay que diseñarlo.

Desde Valencia, España, disfruta de tu día…

 

 

Deja una respuesta