Logotipo Pilar Fernández

Encuentra tu objetivo: el workshop donde empieza tu éxito

9 de febrero de 2023
Encuentra tu objetivo el workshop donde empieza tu éxito

Como ya te adelantaba, el domingo 5 de febrero tuvimos el workshop «Encuentra tu objetivo» en Instagram: un directo repleto de energía y de consejos para que tú, sí, tú, puedas trazar la hoja de ruta que te llevará a cumplir todos tus objetivos a corto, medio y largo plazo. Casi cien personas lo vieron y participaron, dejando su aportación.

¿Quieres ver cómo fue? Te lo cuento todo aquí.

Empezando a tope: objetivos personales y profesionales

Lo primero es lo primero: ¿qué quieres conseguir?

Es una pregunta que, así en frío, te puede pillar de sorpresa, pero es el comienzo para definir todos tus objetivos, y de cumplirlos también. Porque, si quieres hacer tus sueños realidad, primero hay que saber cuáles son, ¿no?

Por eso, en el workshop te hablaba de objetivos personales y objetivos profesionales, que son dos cosas diferentes, pero van de la mano:

  • Los objetivos personales son aquellas cosas que quieres mejorar en ti misma, y te permiten saber a dónde quieres llegar en tu vida.

  • Los objetivos profesionales te ayudan a tener un negocio de estética con éxito… Y así poder cumplir también tus objetivos personales más ambiciosos.

Es la suma de estos dos objetivos la que te va a definir y la que va a conseguir tu transformación, así que si no tenías papel y boli a mano, ahora es el momento de apuntarlo todo.

Define tus tiempos: objetivos de corto, medio y largo plazo

¿Tienes ya todos esos objetivos bien apuntados? ¡Perfecto! Ahora toca distribuirlos de manera realista en tu planificación.

Los objetivos suelen estar divididos de la siguiente manera:

  • Objetivos a corto plazo: tus metas a conseguir en los próximos meses. Son las tareas que requieren menos tiempo, y que necesitas poner en marcha antes de seguir progresando en objetivos más importantes.

  • Objetivos a medio plazo: Estos son objetivos que puedes cumplir a lo largo de un tiempo más prolongado por su magnitud.

  • Objetivos a largo plazo: Las metas a las que te quieres dirigir y para las que necesitarás más meses. Por lo general, cuanto más ambicioso sea el objetivo, más a largo plazo será. Esta es la estrella polar que guiará gran parte de tus decisiones en este periodo de tiempo.

En general, se suele hablar de 6 meses, un año y dos años, respectivamente. Pero este es tu negocio, y tú estás al cargo de trabajar en tus sueños; por eso, si estos plazos no te funcionan, puedes cambiarlos a tu medida. ¿A ti te suena mejor que sean 1, 3 y 5 años? Pues adelante, nadie conoce tu negocio mejor que tú. Lo importante es fijar estos plazos para quedarte tranquila y para que tu plan sea sólido desde el principio.

Sabiendo esto, vuelve a tu lista de objetivos y anótalos en donde corresponda, conociendo el tiempo de desarrollo que cada uno te va a llevar.

Conoce tu negocio y tus números

Te has montado un negocio de belleza, así que está claro que tienes que conocerlo bien. Tus servicios y productos, el funcionamiento, los picos y los valles, y las últimas tendencias son tu ecosistema, y si quieres ser una mujer alfa, tienes que estar bien enterada.

Y no solo eso. Te lanzo una pregunta: ¿Cómo son tus números?

No me refiero a lo que te dicen tus gestores, aunque también es importante. Me refiero, más bien, a si sabes exactamente en qué nivel de beneficios estás, y para qué te alcanzan. Esto está muy relacionado con tus objetivos, porque de aquí saldrá esa reforma de local, la publicidad que necesitas o cualquier otro objetivo a medio y largo plazo que te habías planteado.

Por eso, quiero que trabajes para que tu agenda no (solo) esté llena de trabajo, sino también de esos planes para conseguir tus sueños.

Porque, ¿sabes qué? Cuando paras un instante en lugar de ir como una moto, podrás ver con claridad a dónde se está yendo todo ese dinero que sabes que facturas, pero que sientes que se te escapa.

Objetivos SMART: hitos medibles y realistas

Ya te lo contaba en la entrada de blog anterior, y en el workshop te lo cuento en más detalle. Los objetivos, para que realmente te sirvan y te motiven a seguir trabajando, tienen que tener una serie de características.

«Pilar, yo quiero vender más». Sí, tú y todas, pero este objetivo es poco específico y apenas te da información sobre lo que tienes que hacer para conseguirlo.

Y aquí entra el método SMART, que son las siglas en inglés para específicos, medibles, alcanzables, realistas y oportunos.

Como ya te expliqué esto en la entrada del blog anterior y en el workshop, no te voy a liar más con esto. Sin embargo, es crucial que lo tengas en mente a la hora de evaluar tus objetivos cuando los estés colocando en tu planificación. Por ejemplo, una mejor versión del objetivo que te ponía antes de ejemplo sería «Pilar, yo quiero sacar un 20% más de beneficios que en 2022».

De este modo, puedes hacer un retroplanning, situarte mentalmente a final de año y pensar en qué cosas necesitas hacer o cambiar durante esos doce meses para conseguir este objetivo.

¿Te acuerdas que te decía antes que tienes que tener claros tus números? Aquí es donde entran en juego, porque te dan el poder de decidir dónde tienes que aumentar y dónde tienes que disminuir, y también te permite predecir qué meses y qué temporadas son mejores para según qué tratamientos. La información es poder, y si quieres ser una mujer alfa, tienes que tener el poder en tu mano.

Aplica este método a tus objetivos, y verás cómo ganas el control de tus objetivos y trabajas  de forma más eficiente para conseguirlos, sin andar apagando fuegos.

Siéntete grande

Comentamos en el workshop que soñar te ayuda a crecer, y es cierto. Tus sueños te ayudan a sentir que puedes, que tienes algo a lo que aspirar, y que con trabajo y un buen plan, puedes conseguir todo lo que te propongas.

Eso sí, la primera que lo tienes que creer eres tú.

Te lo digo siempre: los sueños no se cumplen, se trabajan. Por eso tenemos que usar nuestros sueños como fuente, y dividirlos en trocitos que podamos alcanzar. Cada uno de estos trocitos son tus objetivos, y a medida que los vayas consiguiendo, echarás la vista atrás y te darás cuenta de todo lo que ya has conseguido.

¿Quiere esto decir que siempre te vas a sentir arriba? Claro que no, Como tú y como yo, todo el mundo fluctúa y siente momentos bajos en los que cuesta encontrar la energía para seguir. Date espacio para sentir, reevalúa tu plan y sigue caminando, porque es la forma de llegar a donde te propongas.

Se vienen novedades

Tú ya tienes claro que este año es tu año, así que ahora vamos a conseguirlo.

Antes de nada, si quieres ver este workshop, todavía puedes acceder a él haciendo clic aquí. Pero, ¡corre! El domingo día 12 de febrero desaparecerá de mi feed.

Por otro lado, ya tienes el curso online «Arrasa en tu negocio de belleza», te estoy preparando monográficos, y hasta eventos presenciales que os anunciaré dentro de muy poquito. Y, además de todo eso, algo grande se viene… Algo que pronto podré contarte. Si te quieres enterar la primera de esta y todas las demás novedades que tengo para ti, apúntate a mi newsletter.

Y hablando de cursos, ¿todavía no has marcado tus objetivos para 2023? Pues mi curso «Factor Triple C» es lo que necesitas; haz clic en el nombre para leer más.

Recuerda que, además de todo esto, me tienes en Instagram para que podamos hablar acerca de lo que es llevar un negocio de estética, y donde hago directos y otros anuncios para mujeres Alfa como tú. Allí te espero para seguir aprendiendo a vender con amor y dedicación.

¡A por esos objetivos!