En este momento estás viendo Piel joven vs piel madura

Piel joven vs piel madura

Lo reconozco, yo con 20 años no me aplicaba ningún producto en la piel.  No tenía ni una arruga, nada de flacidez, ni una mancha en la piel. Nada de nada.

Lo tenía todo en su sitio: TODO PERFECTO.

Ya con 30, empecé a notar unas líneas alrededor de los ojos. Tampoco me preocupaba en exceso. Comencé a ponerme cremas: sin pretensiones.

A partir de los 40, la cosa empezó a complicarse.

Sin darme cuenta me encontré a mi misma investigando qué es lo que le estaba pasando a mi piel. Comencé a interesarme y a leer sobre el envejecimiento de la piel.

Cuando tenía 20 y 30 años, me podría poner cremas de todo tipo, incluso aquellas con poca concentración de activos o con un alto peso molecular. ¿Recuerdas el post en el que comparo la piel con un colador? Pues bien, a esas edades yo podía aplicarme cremas con mucho “garbanzo” y no pasaba nada. En aquella época, realmente mi piel no necesitaba mucho. Mi piel trabajaba y se regeneraba por sí sola.

Ahora bien, a partir de los 40 ya es otra historia. Si una piel presenta complicaciones o ya ha comenzado el proceso de envejecimiento, es imprescindible que el ritual de belleza diario funcione.

piel joven piel madura

La que le hagas a tus clientes tiene más peso que los tratamientos que realices en cabina. Aquello que recomiendes para el domicilio será lo que de verdad consiga un cambio de piel.

Tu DIAGNÓSTICO y PRESCRIPCIÓN (mañana y noche, de uso diario) devolverá a la piel las características internas para que trabaje como UNA PIEL JOVEN.

Con óptimo método de trabajo, conseguimos un cambio de piel: UNA PIEL PERFECTA.

El paso del tiempo, el estilo de vida, la rutina… el PROCESO de envejecimiento sigue su curso pero puede verse acelerado si no actuamos en paralelo. Una buen cuidado diario de la piel puede ayudar a frenar y retrasar este proceso.

EL SECRETO: Un buen DIAGNÓSTICO.

El diagnóstico es básico para conseguir resultados en una piel:

  • para que mejore
  • para que se refuerce
  • para que se proteja
  • para que se reactive
  • para que se rellene

Y lo mejor, para que pueda funcionar, básicamente, como una piel joven.
Tan solo necesita tu ayuda y tú prescripción.

Por sistema: cada cliente que entre en tu centro, hazle un diagnóstico. Más adelante te ensañaré cómo lo hago yo. Te dará ideas para completar al que ya haces.

Deja una respuesta